Revista Digital Misionera Católica
de los Misioneros Combonianos
en Colombia y Ecuador

HACIA LA I ASAMBLEA ECLESIAL DE AMÉRICA LATINA Y EL CARIBE                    

El Papa Francisco nos está convocando ahora a la primera Asamblea Eclesial de América Latina y el Caribe (laicos, religioso-as, sacerdotes, obispos, cardenales), a celebrarse del 21 al 28 de noviembre de 2021 en México, bajo el tema “Todos somos discípulos misioneros en salida”.   

P. Rafael González Ponce mccj

- Para agradecer, contemplar, profundizar y reavivar los frutos y retos que nos dejó la V Conferencia de Aparecida (2007) a los 14 años de su realización. 
- Para continuar la experiencia del Sínodo de la Amazonía – algo inédito en su estilo sinodal – por medio de la oración, una metodología representativa incluyente, el proceso de escucha-discernimiento-corresponsabilidad y en salida misionera permanente con el pueblo, en presencia solidaria y como signo de fraternidad. 
- Para acompañar el profundo y urgente proceso de renovación y reestructuración del CELAM 
- Para América Latina y el Caribe y como ofrenda para la Iglesia Universal. 
Una verdadera celebración de nuestra identidad eclesial al servicio de la vida, inspirados en los cuatro sueños del Papa en Querida Amazonía: 
Sueño Social: un Continente que luche por los derechos de los más pobres, de los pueblos originarios, de los últimos, donde su voz sea escuchada y su dignidad sea promovida… 
Sueño Cultural: un Continente que preserve su riqueza cultural que lo destaca, donde brille en modos tan diversos la riqueza de sus grupos humanos… 
Sueño Ecológico: un continente que custodie celosamente la abrumadora hermosura natural que lo engalana, la vida desbordante que llena sus ríos y sus selvas… 
Sueño Eclesial: una Iglesia con rostro propio donde sus comunidades cristianas sean capaces de testimoniar su compromiso de fe en América Latina y el Caribe hasta los últimos rincones del mundo…   En un contexto difícil: “Una expresión genuina de una presencia que abraza las esperanzas y los anhelos de todos los hombres y mujeres y de los jóvenes que conforman la Iglesia, especialmente en un momento de profunda crisis, y donde la coherencia con el Evangelio de Jesús será el gesto vivo que dará relevancia a nuestro ser y estar en medio de los gritos de los empobrecidos y de la hermana madre Tierra en este tiempo de pandemia”.   Con sentido Misionero: “El reto fundamental de esta Asamblea será mostrar la capacidad de la Iglesia para promover y formar discípulos y misioneros, que respondan a la vocación recibida y comuniquen por doquier, por desborde de gratitud y alegría, el don del encuentro con Jesucristo”   Caminando con María.  E l lugar de encuentro será la Basílica de Nuestra Señora de Guadalupe, donde la Madre convoca a sus hijos para llenarles de consuelo, fortaleza y dignidad plena y al mismo tiempo crisol de donde son enviados como misioneros de transformación, esperanza y misericordia.    
  

El perdón cura las heridas provocadas por el resentimiento y renueva las personas, las familias, las comu- nidades y la vida social. El perdón es la clave de nuestras relaciones con Dios, con el prójimo y con nosotros mismos El perdón es una necesidad. Si no perdono, no puedo ser perdonado. El perdón es un proceso, este es, un continuo crecimiento hacia la libertad interior. No olvidemos que algunas experiencias son tan dolorosas que requieren mucho tiempo transcurrido en el perdón.