PERÚ: Una nueva vida para los chicos y niños huérfanos y abandonados

Para dar un futuro a los chicos y jóvenes de las poblaciones indígenas en esta región, es necesario “un mayor apoyo en el ámbito de lo social, una voluntad política fuerte, la convicción ética sobre el valor de la vida, la búsqueda del equilibrio entre la actividad humana y el respeto de su biodiversidad”:son algunas de las soluciones propuestas por el Padre Xavier Arbex, que podrían contribuir a cambiar la situación en Puerto Maldonado, la ciudad que visitará el Papa Francisco el próximo 19 de enero de 2018, en el marco de su viaje a Perú en el que se reunirá con los pueblos indígenas que están dentro de las regiones de Madre de Dios, Ucayali y Cusco. Y en el que también dedicará un momento para visitar el albergue “El Principito”, fundado por el padre Abex en 1996.
El padre Xavier Arbex, quien nació en Suiza hace 75 años, y es fundador de la Asociación de Protección del Niño y Adolescente (APRONIA) que cuenta con dos hogares de acogida para 50 niños y adolescentes en dificultad, además de ser párroco de la parroquia de San Vicente, en una conversación con la Agencia Fides ha explicado cual es la situación que se vive en Puerto Maldonado. Los menores albergados en los dos albergues de la Asociación Apronia provienen de situaciones de orfandad, abandono o peligro para su integridad física o moral debido a violencia familiar o acoso de todo tipo. “Tratamos de proporcionar estudios superiores para algunos de ellos -dice el padre Abex-. Todos van a centros de estudios de la ciudad. ¡Intentamos que sus vidas sean comparables a la de una familia con muchos hijos!” explica el fundador refiriéndose a la labor que se realiza en los albergues.

                         Copyright © 2014, IGLESIA SINFRONTERAS                             
Calle 42 #13-50
Chapinero
Bogotá D. C., Colombia

director@combonianos.org.co